03-Circuito-cerrado-top

¿Qué es el control de acceso?

Un sistema de control de acceso es una manera eficaz de controlar el acceso libre y aleatorio a zonas delicadas, como son bancos y oficinas, así como para registrar adónde va cada individuo, permitiendo a la vez el acceso controlado a personal autorizado.

Un sistema de control de acceso debe ofrecer un método seguro de control mediante tarjetas o fichas, utilizando cierres sólidos mecánicamente fiables y sin problemas, todo esto bajo la cuidadosa supervisión de un ordenador con software de fácil manejo. El software debe registrar todas las actividades y proporcionar informes concisos, y mostrar alarmas o situaciones de no aceptación de tarjetas. Sensormatic dispone de una gran selección de tarjetas y lectores.

Sensormatic ofrece varios sistemas de control de acceso de última tecnología, que abarcan una completa gama de equipos destinados a satisfacer todas las aplicaciones, como por ejemplo:

  • Sistemas complejos para aplicaciones tales como operaciones de red o grandes plantas industriales.
  • Sistemas medianos para aplicaciones tales como grandes establecimientos comerciales o las oficinas centrales de una empresa
  • Sistemas pequeños para aplicaciones tales como pequeños establecimientos comerciales u operaciones de una sola puerta.

Hay una amplia gama de tipos de tarjeta de proximidad y de lectores. Los tipos de tarjeta disponibles van desde las tarjetas magnéticas más comunes (parecidas a una tarjeta de crédito) hasta tarjetas Weigand o de aproximación de alta seguridad. Los lectores pueden estar ocultos a la vista, y las tarjetas pueden llevar impresas una fotografía u otros detalles de identificación del usuario.

¿Qué es el circuito cerrado de televisión y vigilancia?

El circuito cerrado de televisión y video vigilancia (CCTV) ayuda a proteger la propiedad y a las personas “manteniéndose siempre alerta”.

Fundamentalmente, el sistema consiste en varias cámaras colocadas en lugares estratégicos, que filman y transmiten imágenes a los monitores de la oficina central de vigilancia. El sistema ideal de CCTV debe proporcionar imágenes de excelente calidad tanto de día como en la oscuridad, ser flexible y fácil de usar y proporcionar imágenes de alta calidad para grabar evidencias o para ayudar a analizar cualquier incidente.

Los sistemas de CCTV pueden ser personalizados para adaptarse a la actividad de la propiedad o el establecimiento y a las necesidades del cliente. Pueden instalarse por varias razones, como por ejemplo para disuadir a posibles ladrones, observar actividades por motivos de seguridad o de información, documentar continuamente una zona o proceso, o analizar un incidente en particular.