Residencial

La Seguridad residencial protege a su familia y seres queridos. Un sistema de intrusión residencial bien diseñado ayudará a reducir el riesgo de pérdida. Instalación de sensores en  la ventana y   la puerta es la primera línea de defensa. Los detectores infrarrojos pasivos instalados en interiores como segunda línea de defensa conectado a un panel de control de intrusión tienen la capacidad de comunicarse con una estación central cuando se activa el sistema. También se puede realizar la instalación de dispositivos de seguridad, tales como  detectores de humo, detectores de CO y sensores de inundación para proporcionar protección adicional de seguridad de vida.